LaboresSalud

El Propóleo para la boca

El propóleo es una substancia que producen las abejas. Tiene la función de sellar la colmena y protegerla de influencias externas, así como de momificar cuerpos extraños que las pequeñas abejas no pueden expulsar de la colmena. Por lo que es una substancia que protege el frágil ecosistema del interior de una colmena de agentes externos que amenazan su prosperidad. 

Puede que esta sea la razón por la que se le atribuyen infinidad de propiedades: retrasa la vejez (antioxidante), inhibe el crecimiento de bacterias, hongos y virus (antimicrobiano, antifúngico y antiviral), estimula en sistema inmunitario (inmunoestimulante), combate la inflamación y el dolor (antiinflamatorio y anestésico) y elimina toxinas del organismo (antitóxico). 

Vaya, que ¡apetece tener abejas cerca solo por obtener un poco de propóleo! 

¿Qué es?

El propóleo es pastoso, oscuro, muy pegajoso, de tonos dorados y de sabor amargo y picante, intenso, persistente… ¡no es muy atractivo a primera vista! Cuando es fresco se debe de guardar refrigerado y si no se puede refrigerar (como fue en nuestro caso) se elabora fácilmente una tintura.

Para conseguirlo podemos acudir a la farmacia, a la herboristería o a la tienda de productos naturales. Pero siempre será más interesante buscar un apicultor que recoja el propóleo de las paredes de sus colmenas para que podamos usarlo en estado puro. Con esta pasta salvaje se preparan cápsulas, tabletas, caramelos, extractos alcohólicos, extractos glicólicos, propóleos en polvo, jarabes,  pastas dentífricas, elixires bucales, cremas, champús, jabones, tónicos, desodorantes… ¡hasta barniz ecológico!

Su composición es muy variable, ya que depende del tipo de néctar que recoge la abeja. Dependiendo de la composición sus propiedades varían y los tratamientos se hacen más o menos efectivos, sobretodo en el caso de los relacionados con la mejora del cáncer, que aún están bajo estudio. 

Aunque el propóleo tiene una multitud de aplicaciones en la salud, hoy exponemos su aplicación en las afecciones de la boca y los dientes, ya que, por experiencia, sabemos que es tan efectivo como desconocido para el público general. Sus aplicaciones son muchas y muy variadas: 

El Propóleo en la Salud Bucodental:

  • Aanti caries: Nos protege de la caries por la inhibición de la actividad enzimática necesaria para el crecimiento de los microorganismos que generan la placa dental. 

  • Mal aliento: Minimiza el mal aliento por su actividad antimicrobiana, por lo que es un buen ingrediente para añadir a los dentífricos.

  • Heridas, mordidas y llagas: Acelera su curación por sus propiedades antimicrobianas, cicatrizantes, anestésicas y antiinflamatorias.

  • Enfermedades gingivales y periodontales: Se muestra efectivo como tratamiento por esta misma actividad antiinflamatoria, antimicrobiana, anestésica y cicatrizante.

  • Herpes labial: por su elevada eficacia antiviral, siendo efectivo contra streptococcus mutans, enterococcus faecalis y diversos tipos de cándidas.

  • Estomatitis aftoide recurrente: el propóleo reduce la frecuencia de recurrencia de la enfermedad y mejora la calidad de vida de los pacientes.

  • Cirugía Oral: apoya el proceso de curación después de la cirugía en la cavidad oral al ser adecuado para la cicatrización en casos de suturas, acelerar la creación de tejido nuevo, reducir la inflamación y tener un efecto analgésico.

  • Extracción de muelas: es usado después de la extracción de piezas dentales por sus propiedades ya mencionadas, mejora las células de alrededor de los dientes y aumenta la actividad metabólica y proliferación de las células de los tejidos que envuelven los dientes.

Por lo que vemos el propóleo tiene un sinfín de usos en la salud bucodental, ya que además de los descritos, también hay otras aplicaciones bastante técnicas que seria conveniente comentarlas a través de los conocimientos de un profesional. Para ello, pueden leer el siguiente estudio: ¿Ayuda el propóleo a mantener la salud oral?

¿Por qué no se usa?

Es una gran pregunta, ya que si tiene tantas propiedades ¿Por qué pasa desapercibido en la industria bucodental? Pues parece que la respuesta es un poco decepcionante: ¡Es marrón! Para el consumidor que relaciona el color de la pasta de dientes con el color de sus dientes, un dentífrico marrón no va a ser de su agrado. Pero actualmente tenemos más conocimientos y menos de escrúpulos con la estética de los productos que consumimos y ya encontramos muchas opciones para la higiene bucodental con propóleo en tiendas especializadas en productos naturales. 

Advertencias:

Como en toda substancia medicinal que encontramos en la naturaleza, debemos consultar su uso con un especialista o profesional que conozca los efectos del propóleo en la salud bucodental y que nos pueda aconsejar sobre la aplicación de cada caso. Además, el propóleo puede provocar alergias, sobretodo en personas que alérgicas a las picaduras de las abejas, por lo que es conveniente que se realicen pruebas antes de comenzar cualquier tratamiento con propóleo.

Experiencias:

Personalmente y sin tener aún conocimiento de sus efectos, usamos el propóleo fresco en una inflamación alrededor de una muela del juicio. Aplicamos un pedazo de pastoso y pegajoso propóleo sobre el diente afectado y, aunque lo dejamos toda una tarde, su efecto fue casi inmediato: redujo el dolor y la inflamación en poco menos de una hora. Al cabo de un tiempo esa muela fue extraída y a las pocas horas se le aplicaba tintura de propóleo. Inmediatamente dejó de sangrar, al poco tiempo el dolor disminuyó bastante (aunque no desapareció del todo) y la herida cicatrizó al tercer día. Esta es la historia por la que nos interesamos por sus propiedades y por la que os contamos sobre el propóleo en la salud buco-dental.