AnimalesGallinas

Encluecar a una gallina

¡Han salido los pollitos! Después de 21 días de incubación, nuestra gallina Castellana ha sacado 9 pollitos. Te contamos cómo lo hemos hecho:

Vídeo: Como encluecar una gallina y tener pollitos

Necesitas

Lo primero que necesitas para tener pollitos en tu casa es una gallina que sea buena madre.

Mantenerse sentada durante 21 días sobre los huevos, casi sin comer, no es tarea fácil. Algunas razas, como la Pita Pinta Asturiana, la Brahma o la Sussex, son más propensas a ponerse cluecas y es muy difícil, sino imposible, que una gallina ponedora se ponga a incubar.

Nuestra madre ha sido una gallina Castellana, la autóctona, de plumaje negro y orejas blancas. ¡Se ha portado como una campeona!

También necesitas huevos pisados, que quiere decir huevos de gallinas que hayan estado con el gallo y se hayan fertilizado. Una vez el gallo «pisa» o monta a una gallina, los huevos de esa gallina serán fértiles durante 10 o 15 días.

Por último te hace falta un espacio aislado, calentito, protegido de alimañas, en parte oscuro y muy cómodo, dónde tu gallina se sienta a gusto, segura y cuidada. Va a pasar encerrada 21 días.

Procedimiento

Cuando tengas preparado todo lo descrito ya puedes empezar pensar en encluecar una gallina. Las gallinas encluecan de forma natural cuando empiezan los calores de la primavera. Una gallina clueca no quiere abandonar el nido, se eriza si te acercas y hace sonidos más agresivos. ¡Hasta puede que te pique si intentas sacar los huevos!

Hay diferentes modos de motivar a una gallina a que enclueque. Lo más importante es dejar de 5 a 12 huevos en el ponedero (dependiendo del tamaño de la gallina) y tener suficientes ponederos como para que no se molesten las unas a las otras.

Si no quieres perder los huevos durante el tiempo que esperas a que se ponga clueca, los puedes sustituir por huevos falsos o pelotas de golf. Si con eso no se pone clueca, prueba a cambiar de gallo (no les gustará y para evitarlo encluecan) y quitarle los palos para dormir (forzándola a que duerma en el ponedero).

Una vez veas que una gallina se ha quedado sentada y se mantiene allí todo el día, es el momento de pasarla a su sitio de incubar. Debes tener preparado un sitio aislado, muy cómodo, oscuro, con agua y comida de fácil acceso. Allí pones los huevos fertilizados y trasportas a la gallina de noche, cuando esté medio dormida, con mucha tranquilidad, como si fuera un niño al que no quieres despertar.

Una vez se ha sentado debes cuidarla mucho: No debe ser molestada, necesita agua fresca y comida siempre muy a mano y mantenerse a una temperatura buena.

Es fácil que una gallina se harte de estar sentada y se levante antes de que nazcan los pollitos o que se resienta su salud, le suba la fiebre y se muera en plena incubación. Es por eso que tiene que estar bien alimentada, tener agua fresca todos los días y protegida. Hay que facilitarle que le guste estar incubando.

21 días después

A los 21 días de incubación nacen los pollitos. Ellos mismos rompen el cascarón. Pueden nacer a destiempo, durante 24 horas pueden ir eclosionando los huevos. Si ves alguno con dificultades puedes ayudarle a salir del huevo, pero es una tarea muy minuciosa y no es nada recomendable.

A la hora o dos horas de salir el pollito ya está seco, anda, pía, corretea y busca las faldas de la madre. Pueden estar 24h sin comer, pero es aconsejable que dispongan de pienso o grano machacado y agua fresca.

A partir de aquí todo es más fácil. Los pollitos necesitan calor, comida y agua para crecer, además de estar en un sitio seguro dónde nadie los pueda pisar o se los pueda comer.

Puede que alguno nazca débil y muera, es la naturaleza. Aún así, tener pollitos encasa y verlos crecer… ¡Es una gozada!

Más sobre Gallinas

Las gallinas

Nuestras vecinas ¡las gallinas! Dan huevos, limpian el suelo, fertilizan y colorean la vista.

Encluecar a una gallina

¡Han nacido los pollitos! Te contamos como ha ido el proceso y como puedes encluecar a una gallina.