AnimalesCabras

Plantas tóxicas para Cabras

Es muy difícil que una cabra bien alimentada y con diversidad de pasto se intoxique por ingestión de plantas tóxicas, aún así es interesante conocerlas.

A la vez, es imposible controlar todos los alimentos que ingieren las cabras y saber a ciencia cierta el potencial tóxico de lo que consumen, ya que la composición de las plantas varía dependiendo de muchos factores.

Es más fácil la intoxicación en verano, cuando en los pastos secos hay falta de diversidad, y al inicio de la primavera, cuando una planta tóxica puede crecer de manera desmedida.

Tolerancia al tóxica

Por otro lado, las cabras se adaptan a sus pastos cotidianos y pueden llegar a tolerar cierta cantidad de tóxicos si los ingieren habitualmente. Las cabras nuevas y los cabritos pueden no estar adaptadas al terreno y al sentir curiosidad por lo desconocido es más fácil que se intoxiquen que una cabra adulta del lugar.

Las cabras ingieren sin problema cantidades variables de algunas plantas que se consideran tóxicas y son más resistentes a intoxicaciones que las vacas y las ovejas, ya que tienen una dieta mucho más diversa. Si tus cabras prueban alguna planta tóxica puede que no les pase nada (he visto a Pintas comerse una hoja de estramonio), ya que hay 3 razones por las que las cabras que comen tóxicos pueden no intoxicarse:

  • Puede que se hayan adaptado a la toxicidad de la planta.
  • Puede que la toxicidad de la planta sea baja cuando la consumen.
  • La dieta tan variada de las cabras las protege de posibles intoxicaciones.

Las intoxicaciones más fuertes en rumiantes han sido por ensilados mal preparados, lo que viene a ser una alimentación continua y de baja diversidad que contiene una planta tóxica. Las cabras, si pueden escoger, saben bien lo que deben comer.

Efectos de los tóxicos

Las cabras consumen plantas potencialmente venenosas por varias razones; por sus nutrientes, por palatabilidad (algunos herbicidas las hacen más sabrosas) y por adicción.

La mejor manera de gestionar la toxicidad de los pastos es acompañarlas al pastar y mantenerse cerca de ellas, observar como le sienta su dieta preferida y dejar que ellas mismas sean tus maestras.

En general, los problemas derivados de las intoxicaciones pueden ser: anemia, estreñimiento, diarrea, vómitos, orina con color, meteorismo espumoso (acumulación de gas en el rumen), bocio (agrandamiento de la tiroides), mortinatalidad, hemorragias, problemas en el hígado, en el riñón, en el corazón, del sistema nervioso, respiratorio y reproductivo, fotosensibilización, estomatitis y muerte.

La ingesta de algunas plantas puede cambiar el sabor de la leche y disminuir su producción, además de que a veces los tóxicos van a parar a la leche y a la carne, por lo que no hay que consumir leche o carne de un animal intoxicado.

Previene intoxicaciones

Para prevenir la intoxicación de las cabras podemos seguir estas recomendaciones:

  • Conocer las plantas de los pastos y las apetencias de nuestras cabras.
  • Estudiar la toxicidad de las plantas de nuestro entorno.
  • Pastar en ruta, de modo que haya variedad de alimentos en la dieta.
  • Sacar a pastar los animales sin mucho hambre para que sean más selectivos.
  • Darles su ración de cereal antes de salir, ya que los hidratos de carbono de los cereales neutralizan algunos tóxicos.

Algunas plantas toxicas

Hay muchísimas plantas toxicas para las cabras y algunas de ellas las ingieren a diario junto a otras plantas, por lo que es mas interesante seguir las instrucciones para prevenir intoxicaciones que conocer al dedillo todos los efectos tóxicos de las plantas que las cabras pueden tener al alcance.

Lo mas importante es conocer los efectos negativos de algunas plantas que podemos ofrecer a las cabras, como son los restos de poda, de huerta y de la cocina.

Hay que saber que las plantas que los humanos usamos para alimentarnos han sido seleccionadas durante milenios para disminuir su potencial toxicidad, por lo que la cabras las deberían ingerir diariamente, durante un tiempo y sin alternativa en la dieta para llegar a intoxicarse con las plantas que comemos los humanos.

Plantas del huerto potencialmente tóxicas:

  • El género de crucíferas brassica spp. contienen glucosinolatos, nitratos, oxalatos y Sulfóxido de S-metil cisteína, consumidos de continuo y en exceso pueden causar anemia, oscurecer el color de la orina, la enfermedad del bocio y mortinatalidad.
  • El género Allium, cebollas, ajos, puerros y cebolletas, consumidos de continuo y en exceso pueden causar anemia, oscurecer el color de la orina, enrarecer el aroma de la leche y disminuir la producción de leche.
  • El guisante, del género Pissum, puede enrarecer el aroma de la leche.
  • El aguacate Persea americana: contiene persina, tóxica para muchos animales incluidos perros y gatos. En las cabras puede generar mastitis y cardiopatía y el consumo de hojas y cortezas reduce la cantidad de leche.
  • La patata (Solanum tuberosum) si es verde puede producir diarrea y alteraciones nerviosas, también interfiere en el metabolismo del calcio, altera el aroma de la leche y disminuye su producción.
  • La remolacha azucarera (Beta vulgaris): contiene oxalatos y nitratos por lo que la toxicidad es muy variable, pero puede llegar a causar diarrea, es tóxico para el riñón y puede producir síntomas nerviosos.
  • El ruibarbo (Rheum rhabarbarum) contiene oxalatos, por lo que puede ser tóxico para el riñón y puede producir síntomas nerviosos.
  • El rábano (Raphanus sativus) puede producir vómitos.
  • Las legumbres pueden causar meteorismo espumoso, una acumulación de gases en el rumen.
  • Las habas, del género Vicia, contienen glucósidos cianogénicos que pueden producir dosis bajas de cianuro, un veneno altamente tóxico.
  • La verdolaga (Portulaca oleracea): puede contener oxalatos que afectan al riñón.
  • El género Prunus, en el que encontramos al cerezo, melocotonero, almentro y ciruelo, son comestible si están verdes pero los Prunus ornamentales o frutales ya secos contienen glucósidos cianogénicos que pueden producir cianuro, por lo que hay que evitar darles las ramas de poda secas de prunnus.
  • La yuca (Manihot esculenta) puede ser neurológica, pero su toxicidad es variable y las cabras se puede adaptar a ella. En ensilado deja de ser tóxica después de dos semanas de fermentación. Hay poca información sobre intoxicación de yuca en cabras.
  • El tomate: contiene solanina, no hemos encontrado información sobre sus efectos en las cabras, pero hemos visto que si pueden, evitan comer sus hojas.
  • El tabaco: contiene nicotina, que se trasmite a la leche.
  • Los cereales como la avena, el trigo sarraceno, el maíz, la colza, el trigo, el centeno, la alfalfa, el trébol blanco, el amaranto y ensilados pueden causar una intoxicación por exceso de nitratos.

Estamos trabajando en un listado bastante completo de platas toxicas para las cabras de todo el mundo que se acerca a los 250 ejemplares. Si tienes alguna duda sobre la toxicidad de alguna planta puedes escribirnos y te daremos la información que tengamos sobre ella.

Más sobre cabras

Caseta de las cabras

Hemos construido una caseta con técnicas de bioconstrucción y materiales reciclados.

Las Cabras

Pintas y Lucy Brown son muy curiosas, amigables y juguetonas.

Cabras en casa

¿Te gustaría tener una cabra cómo mascota? ¡Te damos algunas pistas sobre cómo hacerlo!

Información extraída del libro titulado Enfermedades de las cabras, escrito por John Mattews y editado por Acribia S.A.